La citación o convocatoria de Junta debe hacerse conforme al artículo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, indicando aquellos propietarios que mantienen deudas con la Comunidad y la advertencia que de mantenerse no podrán votar en la Junta. La privacidad del voto está reflejada en el artículo 15.2 de la LPH.

"Los propietarios que en el momento de iniciarse la junta no se encontrasen al corriente en el pago de todas las deudas vencidas con la comunidad y no hubiesen impugnado judicialmente las mismas o procedido a la consignación judicial o notarial de la suma adeudada, podrán participar en sus deliberaciones si bien no tendrán derecho de voto. El acta de la Junta reflejará los propietarios privados del derecho de voto, cuya persona y cuota de participación en la comunidad no será computada a efectos de alcanzar las mayorías exigidas en esta LeyPor tanto, la convocatoria de Junta, mal realizada, evita la aplicación del artículo 15.2, simplemente por alegación de desconocimiento de la deuda. Cualquier vecino podría solicitar la nulidad de la Junta celebrada, teniéndose que convocar una nueva Convocatoria, en tiempo y forma, tal como indica la Ley de Propiedad Horizontal, acción que evitaría acciones judiciales en contra de la Junta de Propietarios."

Siendo responsabilidad del Secretario la mala convocatoria de dicha Junta, de ahí la importancia de contar con un profesional cualificado en Administración de Fincas.

No se quede con dudas, consulte a Norfincas Administradores.